jueves, 17 de abril de 2014

La tarta furgoneta más grande (del mundo?): cómo se hizo

Esta tarta la hice el verano pasado para una boda muy hippie. Fue una sorpresa de la hermana de la novia, porque ella estaba fascinada por esas tartas enormes que salen en la tele... (que dan ideas, ejem, y luego hacerlas realidad... no es ta fácil como parece). 

Quería una furgoneta Volkswagen clásica pero en tamaño gigante. Tomé el modelo de clásico de los años 50 y 60 que es el primero que salió. Esta furgoneta era llamada "VW Transporter" y sí, tenía varios modelos, como este "bus", que era como un autobús pequeñito, de hecho se podía personalizar el interior con asientos como si fuera un mini-bus. Hubo luego otra versión parecida, sin el frente en pico blanco, y luego ya se cambió el modelo totalmente y a la versión más moderna la empezaron a llamar "Volkswagen California".

Podéis ver la proporción del tamaño, al final ya no se ni qué medidas tuvo, eso si, debió sobrar muuuchisima tarta... Os puedo decir que seguramente no gané dinero con esta tarta, no sólo por el tiempo que llevó hacerla. Parecía que necesitaba más y más bizcocho y más y más relleno.... creo que al final fueron hasta 6 capas de 3 planchas de bizcocho de mantequilla de vainilla cada una (bañado en álmibar, no creáis que era todo seco, lo que lo hacía todo más difícil), alternando el relleno de crema de mantequilla de merengue de vainilla y ganache de chocolate.
Después de montar las capas, tuve que recortar la "mole" de bizcocho con la forma de la furgoneta y cubrirla con ganache de chocolate. Luego ya me puse con el fondant, amasando enormes bolas de fondant, estirando y estirando... y poco a poco fue tomando forma. 

El bus quedó perfectamente cubierto, lisito, sin grietas ni nada... increíble para una tarta tan grande (y primera vez en mi vida que hacía una así), pero de verdad os digo que fue como la seda... En este punto estaba más o menos en la anteúltima foto de este "collage", añadí todos los detalles que faltaban, los faros, parabrisas, etc. y todo parecía genial... un día antes de la entrega... Durante un par de noches antes casi no había dormido pensando que al llegar al día siguiente me iba a encontrar algún desastre, que el fondant se caería o se abultaría o se rompería, qué se yo, y no, no pasó nada...hasta entonces...pero todo no podía ser tan fácil...

Al día siguiente, el de la entrega, por la mañana ya iba yo tranquila a trabajar, sólo quedaba poner la tarta en su base final, ponerle las ruedas... las figuras que luego íbamos a poner, etc, estaban ya hechas, todo en orden. Pero el desastre tenía que llegar... de repente ví que la parte baja del morro de la furgoneta se iba desmoronando por momentos... si os fijáis el morro es como abultado por el centro y más metido por abajo. El error fue probablemente que la base rígida sobre la que se monta la tarta era de la medida "estrecha", por eso la parte más abultada en realidad sólo se soportaba con bizcocho y luego aire... aguantó bien bastante tiempo,  pero al final la gravedad puedo más. Podéis verlo en la última foto, ahí ya lo había arreglado más o menos, pero se ve que el morro no está perfecto como en la foto anterior. Después de arreglarlo, estaba bastante bien, ya no había tiempo para más.

Ahora, el reto, llevarla hasta su destino final... porque no nos lo pusieron fácil, la verdad. Si alguno conoce Bizkaia, en concreto la carretera para ir de Amorebieta a Gernika, sabréis que es un pequeño puerto con mucha inclinación, todo subidas y bajadas y curvas de lo más puñeteras. Y encima lleva años en obras... Para rematar, al final de este pequeño puerto, había que salir de la carretera para subir a un caserío por un camino de cabras súper empinado.... en fin, el caminito no le ayudaba al morro de la tarta, que hubo que retocar de nuevo... menos mal que llegamos con tiempo, y al final quedó estupenda, con los muñecos de los novios, su perro y su gato, las flores...
La foto la tuve que hacer en un sitio muy oscuro donde estaba la mesa para la tarta, pero creo que se puede ver bien el resultado final. Espero que os guste, la verdad es que hasta ahora me daba cosa enseñarla porque yo sabía que no había quedado totalmente perfecta... visto con perspectiva ahora veo que quedó bien,  y a los novios les encantó y sorprendió, que es lo importante.

martes, 8 de abril de 2014

¡Feliz primer aniversario, Pide una Tarta! Receta de tarta de chocolate

Hace un aproximadamente un añito, el 30 de marzo de 2013 exactamente, Pide una Tarta inauguraba su obrador y tienda en Leioa y comenzaba mi aventura profesional en el mundo de la pastelería con fondant.
Para celebrarlo, hoy os traigo una rica receta de tarta superchocolateda, no es una tarta decorada, pero está riquísima.

INGREDIENTES
(Para una tarta de unas 6 raciones, en un molde de 20 cm de diámetro)
  • 100 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de chocolate negro, preferiblemente de 70% de cacao
  • 2 huevos
  • 190 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas (=30 ml.) de cacao en polvo (puro, sin azúcar)
  • 125 gr. de harina de trigo corriente
  • 1 cucharadita de levadura química
ELABORACIÓN
  1. Precalentar el horno a 160 ºC.
  2. Derretir la mantequilla y el chocolate al baño maría o bien en el microondas a baja potencia (con cuidado de no pasarse de tiempo, mejor parar a la mitad para mezclar). 
  3. Mezclar y tamizar la harina, el cacao en polvo y la levadura.
  4. Batir los huevos con el azúcar.
  5. Añadir el chocolate derretido con la mantequilla a la mezcla de huevos y azúcar.
  6. Incorporar en dos o tres tandas la mezcla de harina, cacao y levadura, mezclando con una paleta de silicona hasta integrar todos los ingredientes.
  7. Preparar ar un molde redondo de 20 cm de diámetro untándolo con mantequilla o aceite y un poco de harina o con spray desmoldante.
  8. Verter la mezcla y extender hasta cubrir el molde con ayuda del dorso de una cuchara grande (la mezcla es bastante espesa y no se nivelará por si sola). 
  9. Hornear durante 15-20 minutos a 160º C. Esta tarta se hace finita ya que debe tener una textura blanda y espesa por dentro y no debe cocerse demasiado, si la hiciéramos más gruesa necesitaría más tiempo de cocción y podría quedar demasiado cruda por dentro y dura por fuera.
RECOMENDACIONES
Para presentarla, podéis espolvorear azúcar glas, cacao en polvo o canela molida por encima. Un truquito es usar un colador pequeño para hacerlo, para evitar que nos caiga todo el azúcar o cacao en montón en un mismo sitio.

Para rematar y convertirla en un postre de campeonato, servirla con un poco de nata montada (muy poco azucarada) o una bola de helado de vainilla, incluso de naranja u otra fruta para darle el puntito ácido, si os gustan los contrastes...

Esta receta es de este interesante libro de Ikea que compré el otro día, tiene fotos con ideas para estilismos para diferentes celebraciones y ocasiones. Me gustó el estilo y me lo llevé a muy buen precio (¡sólo quedaba uno!) y, para mi sorpresa, al final se incluyen recetas de los pasteles y comidas que aparecen el las fotos. Sólo he cambiado el procedimiento de elaboración que me pareció un poco lioso, lo he hecho a mi manera y sale fenomenal. Lo tenéis en la web de Ikea.

lunes, 3 de marzo de 2014

¿Con la comida no se juega?

No se si hoy en día las madres y padres siguen con las mismas célebre frasecitas que al menos a mi se me quedaron grabadas de tan repetidas... entre ellas como no, aquello de "con la comida no se juega" pero... ¿de verdad que no se puede jugar con la comida?
Como todo en la vida, hay excepciones, pues si te encuentras con cosas divertidas que, casualmente, se comen, y encima están tan ricas como estas galletitas...  pues yo diría que sí,  y encima te puedes hacer tus propios juegos comestibles, por ejemplo con cortadores tan chulos como estos para hacer piezas del Tetris o los de zombis y Ninjas...¡en estos casos está totalmente permitido jugar con la comida!
 Y si la cosa se pone calentita de tanto encender el horno... qué mejor que unas galletitas Kama Sutra con diferentes posturas... (sí, en este caso también está permitido jugar). Estos cortadores y los anteriores los podéis encontrar en una tienda de regalos muy chula llamada Firebox (envían a España desde Reino Unido y tiene los precios en euros)
¿O qué tal hacernos unas galleta-fotos? Fácil con los cortadores de cámara de fotos 

Los encuentras en  Photojojo Store.

Y para despedirme, os dejo con el mayor galleta-adicto, nuestro viejo amigoo... ¡TRIKI el genial monstruo de las galletas! que ya desde pequeñito se las zampaba todas...


¡NAM! ¡GALLETAAAAAAAAAAAA!